EFECTO FISCAL DE LAS TRASFERENCIAS BANCARIAS ENTRE LAS CUENTAS DE UNA MISMA PERSONA FÍSICA

¿Qué sucede si se realizan transferencias entre cuentas de un mismo contribuyente? ¿Cuenta como ingreso? Sepa si esto es un hecho o un mito. Hay rumores en redes sociales de que las transferencias entre cuentas bancarias de una misma persona estarán gravadas; porque el simple hecho de transferir dinero entre diferentes tarjetas bancarias menciona el cobro de ISR e IVA: ¡Fake News! ¡Totalmente «noticias falsas»! Pues bien, en nuestro país tenemos una legislación tributaria que establece todos estos puntos de exposición:

Una persona física puede tener cualquier número de cuentas bancarias. Es lógico que en muchos casos estas prácticas (tener múltiples cuentas) se realicen a gusto del cuentahabiente o para facilitar la apertura de dichas sucursales cercanas a ellos; o bien, por la preferencia de los cajeros de trabajar más horas; o incluso simplemente porque deposita en un banco, paga en otro y recibe recibos de sueldo en otro. También podría estar pagando impuestos desde otra plataforma bancaria que ofrece servicios de banca móvil. Entonces, dadas tantas opciones, es lógico que transfiramos dinero entre nuestras propias cuentas bancarias.

Result

Para ser claros, hay dos elementos principales a considerar y definir claramente: Las «transferencias entre cuentas propias», donde simplemente se transfiere el mismo dinero de un lugar a otro, están libres de impuestos. Dichos montos no deben ser considerados ingresos, es decir, no se incrementará el patrimonio del contribuyente. Es solo una transferencia del mismo recurso. Al respecto, el artículo 59, fracción III del Código Fiscal de la Federación establece que, salvo prueba en contrario, las autoridades fiscales presumirán que los depósitos en cuenta bancaria del contribuyente no concuerdan con sus registros contables y que está obligado a retener lo que serán considerados ingresos. Por lo que, teniendo en cuenta esta normativa, es comprensible que si no disponemos del soporte documental que acredite la operación, es decir, facturas digitales, contratos de préstamo, etc., se considere como ingreso.

Entonces, considerando esta normatividad, se entiende que sí se consideraría como ingreso si nosotros no contamos con el soporte documental que pruebe la operación, es decir, factura digital, contratos de préstamos, etc.

Si la autoridad fiscal, solicita aclarar algunos movimientos, que considera como ingreso, sólo deben exhibirse o presentarse los estados de cuenta bancarios y demás documentación que avale que sólo fue un traspaso entre cuentas propias.

La recomendación sería cuidar mucho la descripción que se va a detallar en el concepto de los movimientos; señalando expresamente que se trata de un “traspaso entre cuentas propias”. Con fundamento en términos del artículo 81 del Código Federal de Procedimientos Civiles

Síguenos en CADE

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.