Appsaspel

Posted on

A los  clientes la versión 5.0 de SAE con la novedad de que el producto opera también en dispositivos móviles y ofrece al usuario las mismas funciones que la versión estándar para escritorio o portátiles.

La app del módulo de gestión del ciclo de compra-venta de Aspel está disponible sin costo para usuarios de equipos basados en los sistemas operativos IOS o Android, quienes tendrán la misma posibilidad de gestión de clientes, inventario, cuentas, levantamiento de pedidos y estadísticas, optimizando la labor de la gente de fuerza de ventas en campo y agilizando las operaciones del negocio.

El programa es la primera de una serie de nuevas herramientas que el desarrollador mexicano ofrecerá a lo largo del año bajo este formato. Gilberto Sánchez, director general de Aspel México, explicó que la idea con ello es extender el sistema a los dispositivos de los directores de un negocio, para que puedan tomar decisiones rápidamente sin importar el sitio en que se encuentren. El fabricante trabaja en liberar una app para la toma de pedidos, específicamente para apoyar a los agentes de venta en campo. La aplicación se automatizaría y trabajaría en relación con la de inventarios, de manera que se podrían agilizar procesos de compra-venta y cobro.

Desde la liberación de SAE 5.0, Aspel ha logrado un número importante de instalaciones, pero por el tamaño del mercado de la PyME en México, la compañía considera que aún le falta llegar a más clientes, por lo que la oportunidad para la red de distribuidores de la compañía está en asesorar, vender e instalar la versión tradicional de sus herramientas y promover las ventajas de ahora tener disponible su funcionalidad a través de dispositivos móviles.

Edgardo Martínez, director comercial de la compañía, confió que con la disponibilidad de la app, llegarán nuevos clientes y la venta del SAE será mayor a la conseguida en 2012.

Los márgenes que el distribuidor puede esperar de la comercialización de los módulos rondan entre el 24 y 30%, a los cuales, por cada peso por el costo de la solución, puede sumar dos más por el tema de servicios.

Con la aplicación el vendedor podrá levantar pedidos en línea, dar de alta a nuevos clientes, acceder y actualizar información en tiempo real desde sus dispositivos, consultar inventarios e incluso revisar las listas de precios para no errar en las cotizaciones.

Sara Rodríguez, gerente de Soporte Técnico en Aspel, explicó que cada una de las anteriores operaciones se llevan a cabo en un ambiente seguro en donde el usuario se autentica para entrar al sistema, y en el que la información viaja cifrada.

El ejecutivo de ventas tiene los mismos derechos y alcances que en la versión estándar, por las estadísticas y reportes que arroja, no solamente le es útil a la gente en campo sino también a un director general que quiere revisar en tiempo real el estado de su compañía.

La aplicación trabaja en conjunto con la versión de SAE 5.0 que el cliente debe tener instalada, ya sea en su versión licencia, cuyo precio es de $9,900 pesos, o que pague una renta mensual por ella de 390 pesos. El cliente será quien defina qué dispositivos de qué empleado autenticará.

“Quedan dos millones de compañías que no han adoptado ningún esquema de facturación electrónica; son organizaciones que tendrán que hacerlo, por lo que la oportunidad de negocio aún es grande”: Gilberto Sánchez

Ajusta modelos comerciales

Las tendencias del mercado llevan a la empresa a modificar sus modelos comerciales: de la venta de licenciamientos a la renta de servicios en la nube, y al acceso a las herramientas por medio de aplicaciones móviles.

El Director General de Aspel señaló que aún tienen clientes que se niegan a adoptar nuevos modelos de entrega, para los cuales mantienen el esquema de venta tradicional, es decir el software en un CD dentro de una caja, con un manual de instalación y una póliza de soporte telefónico.

Además, tienen la opción de la venta electrónica, en la que el cliente no recibe un CD y un manual de instalación; sino únicamente un código para que descargue su licencia directamente en la computadora. En este caso, el método de pago es también vía internet.

Por último, tiene un modelo que requiere una sola licencia y por temporalidad. Aquí el costo por renta es mensual y básicamente opera desde una plataforma en la nube.

“Este modelo de renta nos ha funcionado bien en casos de empresas que están naciendo y que dicen: cinco mil, diez mil pesos invertidos en una licencia es mucho dinero, pero necesito el software en este momento”, explicó Sánchez y enumeró algunas de las ventajas que a estas pequeñas empresas les brinda el modelo, como que no están sujetas a ningún plazo, número de usuarios y acceden a la tecnología a costos accesibles. Aspel Facture por ejemplo tiene un precio de $75 pesos al mes y SAE que es el sistema más completo, cuesta $35 pesos mensuales, precio que baja conforme se agregan usuarios.

Independientemente del modelo por el cual el cliente solicite las soluciones de Aspel, el canal estará involucrado, incluso en los casos en los que el consumidor compra y paga por la tecnología en Internet, o cuando busca directamente a Aspel, pues la compañía maneja un programa constante de entrega de oportunidades de negocio.

El esquema de leads opera de la siguiente manera: si un usuario se contacta con Aspel para comprar alguna solución, uno de los ejecutivos le pedirá que entre en contacto con un canal cercano a sus oficinas. Le dará los datos de ese socio y a este último le entregará la información de contacto del cliente potencial con un margen de 24 horas para atenderlo y hacerle una cotización. Si el distribuidor no le da atención en ese tiempo, el fabricante otorgará a otro canal la oportunidad de negocio.

En el caso de los modelos de renta, el reseller recibirá una comisión porque el sistema le pide al cliente final el código de su distribuidor al iniciar su mes de renta, a través del cual re direccionan el respectivo pago.

El Director General de Aspel México recordó que el 85% de los negocios que cierran se realizan a través de sus canales.

“Lo primero que le preguntamos a quienes entran en contacto con nosotros es cómo quieren recibir la solución: si la quieren comprar de forma directa, o prefieren servicios como demos, instalación, capacitación de su personal; es en este punto cuando más del 85% de los empresarios deciden trabajar con un distribuidor”, afirmó.

Lo nuevo de Aspel NOI

El mercado objetivo de Aspel son las PyMEs, mismas que pueden ser automatizadas con soluciones como Aspel NOI, que la empresa tiene ya disponible para los canales en la versión 6.0, la cual ayuda a los clientes a hacer sus pagos de nómina respetando los puntos actualizados de la recién emitida Reforma Laboral. Algunos de estos cambios son las retenciones, aportaciones para el trabajador que no son de tiempo completo sino de jornada reducida, o de semana reducida, el pago por hora, por día o por periodo. Destaca de Aspel NOI 6.0, el que la solución ayuda a hacer el desglose y cálculo de la parte fija o variable del salario en un reporte especial integrado con el desglose de la parte física y la parte variable.

También se incluyó en esta versión una bitácora de movimientos en donde los usuarios pueden desarrollar auditorias del uso del sistema para saber quién, cuándo y qué proceso realizó cuando lo utilizó.

Integra además los cambios referentes a retenciones y descuentos del Infonavit. De esta manera, la empresa podrá calcular sencilla y precisamente todos los procesos como bajas, altas, seguro social de sus empleados. El canal la puede vender desde el dos de enero pasado y la encuentra en todas las modalidades comerciales.

 

El objetivo del  fabricante al extender la funcionalidad de sus aplicaciones a los dispositivos móviles de los directores de un negocio, es ayudarlos a tomar decisiones rápidamente sin importar el sitio en el que se encuentren.

A consolidar lo logrado

En 2012 Aspel abrió nuevas sucursales, centros de entrenamiento, reclutó cerca de mil nuevos socios de negocio; ahora busca darle forma a todo lo conseguido, cimentar las bases y robustecer la presencia de la marca y sus productos entre sus clientes.

Con 31 años de vida en el mercado mexicano la empresa ha dotado a más de 600 mil empresas, la mayoría de ellas pequeñas y Medianas (PyMEs), de un portafolio de sistemas administrativos y contables que les ha ayudado en la automatización de su negocio, logro que el Director General de la empresa, atribuyó a sus aliados comerciales y canales de distribución.

En ese lapso de tiempo, ha venido conformando sus procesos de venta de manera que hoy en día, cuenta con una red de más de 12 mayoristas que atienden a casi cuatro mil canales en el país, 120 de los cuales están certificados en todo el portafolio de la marca. Con ellos en conjunto tiene cobertura nacional y garantiza la disponibilidad de producto.

El fabricante se ha ocupado de abrir sucursales para estar cerca de sus socios, capacitarlos y también para entender el mercado de cada ciudad. En 2012 por ejemplo, abrió tres sucursales más, llegando a once puntos de presencia nacional. Las nuevas sucursales están en las ciudades de Hermosillo, Chihuahua y Puebla, además que cambió de sede las oficinas de Monterrey y Guadalajara, cuya operación cotidiana demandaba más espacio y una ubicación más cercana a los clientes.

“Los cambios y nuevas sucursales están pensados para estar más ceca del cliente, para que en ellas se den más capacitaciones, y para que haya un contacto más cercano con nosotros”, explicó Sánchez, quien recordó que en materia de centros de entrenamiento, en 2012 también se abrieron dos sedes más en el Distrito Federal y Estado de México, una ubicada en Miguel Ángel de Quevedo y otra en Satélite, cuyas capacitaciones operarán en conjunto con el calendario que ya tiene el resto de las sucursales y con las que se imparten en el portal de Internet.

“De los entrenamientos web sacamos muchas ventajas – hemos capacitado tan solo en 2012 a 9,322 empleados de distribuidores que están en sus casas, oficinas, en una sola sesión, sin más requerimientos que su tiempo y una conexión a Internet”, aclaró.

En 2012 también realizó cambios en su programa de canal en donde ajustó los niveles de certificaciones para crecer la base de socios especializados.

Para este 2013 Aspel no abrirá más sucursales. Sánchez señaló que será un año de consolidación, de lanzamiento de marca y formación de un mercado en aquellos puntos en donde iniciaron presencia, para lo cual se valdrán de una serie de giras por la República; la primera de ellas tiene como objetivo principal presentar el nuevo sistema de nómina de la empresa en 18 ciudades del país.

Aproveche la facturación electrónica

La factura electrónica fue un impulsor del negocio de Aspel desde 2010. Los usuarios que implantaron este esquema con sistemas de la marca no sólo cumplieron con la obligatoriedad, también mejoraron sus procesos. Aun así, la solución no opera sola, su desempeño mejora cuando trabaja en sinergia con otras tecnologías de la empresa, como es el caso del programa de inventarios o cuentas por cobrar por ejemplo, en donde se asignan las debidas comisiones al vendedor.

Aspel cuenta con tres soluciones para facturación: Aspel SAE, Caja y Facture. Las tres emiten comprobantes fiscales por Internet y Comprobantes con códigos de barras bidimensionales.

Para la venta de estas tres soluciones, reclutó a 900 distribuidores nuevos en 2012, cerrando el año con un total de tres mil 900 resellers. De los cuales capacitó a tres mil 108 ingenieros o agentes de venta de mil 554 distribuidores, todos ellos de forma presencial.

Los negocios podrían seguir por el derrotero de la facturación electrónica, puesto que Sánchez considera que el SAT no ha dicho todo en la materia. El ejecutivo explicó que en una primera instancia, se definió que la facturación electrónica era para aquellas empresas que facturaban más de 4 millones de pesos al año, aunque ahora el requerimiento implica a toda compañía que venía utilizando facturas en papel.

“Nosotros vemos las oportunidades con Facturación de la siguiente manera: en México hay 4 millones de empresas, de la cuales quedan más de 2 millones 700 mil compañías por instalar alguna solución de facturación, no vamos ni a la mitad, por eso para Aspel estas soluciones seguirán siendo un negocio rentable”, explicó Sánchez.

Aunado a esto está el hecho de que empresas que han adoptado algún esquema para no facturar más bajo el método tradicional del papel, optaron por esquemas como CBB (Factura emitida con Código de Barra Bidimensional) o CFD (Comprobante Fiscal Digital) que no tienen garantizados un lapso de vida, pues Sánchez, lo mismo que los demás actores del mercado, opinan que el SAT podría desaparecer ambos esquemas para tener un solo sistema de recaudación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s