ATRIBUTOS Y CUENTAS FISCALES, ¿QUÉ SON Y PARA QUÉ SIRVEN?

En México, las empresas además de contar con activos patrimoniales, utilizados para sus actividades cotidianas, pueden tener otros activos que son utilizados para optimizar
la carga fiscal en operaciones especificas, son conocidos como activos fiscales: pérdidas fiscales, saldos de la Cuenta De Utilidad Fiscal Neta (CUFIN), Cuenta de Capital de Aportación (CUCA) y saldos a favor de impuestos.

1
Por lo anterior, resulta sumamente importante que las empresas tengan un control
adecuado de dichos conceptos a fin de utilizarlos cuando se materialice el acto que permita su aplicación, así también es prescindible que cuente con la documentación soporte en caso de una revisión por parte de las autoridades fiscales.

Pérdidas fiscales 

El artículo 57 de la Ley del Impuesto sobre la Renta (ISR), señala en relación con la pérdida  fiscal lo siguiente:
La pérdida fiscal se obtendrá de la diferencia entre los ingresos acumulables del
ejercicio y las deducciones autorizadas por esta Ley, cuando el monto de estas
últimas sea mayor que los ingresos. El resultado obtenido se incrementará, en su caso,
con la participación de los trabajadores en las utilidades de las empresas pagada en el
ejercicio en los términos del artículo 123 de la Constitución Política de los Estados
Unidos Mexicanos.
La pérdida fiscal ocurrida en un ejercicio podrá disminuirse de la utilidad fiscal de
los diez ejercicios siguientes hasta agotarla.
Cuando el contribuyente no disminuya en un ejercicio la pérdida fiscal de ejercicios
anteriores, pudiendo haberlo hecho conforme a este artículo, perderá el derecho a
hacerlo en los ejercicios posteriores y hasta por la cantidad en la que pudo haberlo
efectuado.
Para los efectos de este artículo, el monto de la pérdida fiscal ocurrida en un
ejercicio, se actualizará multiplicándolo por el factor de actualización correspondiente al periodo comprendido desde el primer mes de la segunda mitad del ejercicio en el que ocurrió y hasta el último mes del mismo ejercicio. La parte de la pérdida fiscal de ejercicios anteriores ya actualizada pendiente de aplicar contra Utilidades fiscales se actualizará multiplicándola por el factor de actualización correspondiente al periodo comprendido desde el mes en el que se actualizó por última vez y hasta el último mes de la primera mitad del ejercicio en el que se aplicará.
Para los efectos del párrafo anterior, cuando sea impar el número de meses del
ejercicio en que ocurrió la pérdida, se considerará como primer mes de la segunda
mitad, el mes inmediato posterior al que corresponda la mitad del ejercicio.
Del ordenamiento antes referido se desprende que la pérdida fiscal ocurrida en un ejercicio podrá disminuirse de la utilidad fiscal de los diez ejercicios siguientes hasta agotarla; cuando no se disminuya en un ejercicio la pérdida fiscal de ejercicios anteriores, pudiendo haberlo hecho se perderá el derecho a hacerlo en los ejercicios posteriores y hasta por la cantidad en la que pudo haberlo efectuado.
Saldos de CUFIN y CUCA
Los artículos 77 y 78 de la Ley del ISR proporcionan la mécanica para determinarlos, en el caso de la CUFIN sirve de control en el caso de distribución de dividendos o utilidades y la CUCA para el reembolso de las aportaciones de capital de los socios o accionistas.
En este sentido, tratándose de la CUFIN el artículo 77 de la Ley del ISR, menciona que la
CUFIN se adicionará con la utilidad fiscal neta de cada ejercicio, así como con los
dividendos o utilidades percibidos de otras personas morales residentes en México y
con los ingresos, dividendos o utilidades sujetos a regímenes fiscales preferentes en los
términos del décimo párrafo del artículo 177 de esta Ley, y se disminuirá con el importe de los dividendos o utilidades pagados, con las utilidades distribuidas a que se refiere el artículo 78 de esta Ley, cuando en ambos casos provengan del saldo de dicha cuenta.

Para los  efectos de este párrafo, no se incluyen los dividendos o utilidades en acciones o los reinvertidos en la suscripción y aumento de capital de la misma persona que los distribuye, dentro de los 30 días naturales siguientes a su distribución. Para determinar la utilidad fiscal neta a que se refiere este párrafo, se deberá disminuir, en su caso, el monto que resulte en los términos de la fracción II del artículo 10 de esta Ley.

2

Para determinar el saldo de la CUCA, el artículo 78 de la Ley del ISR, establece que las
personas morales llevarán una cuenta de capital de aportación que se adicionará con las
aportaciones de capital, las primas netas por suscripción de acciones efectuadas por los
socios o accionistas, y se disminuirá con las reducciones de capital que se efectúen. Para los efectos de este párrafo, no se incluirá́ como capital de aportación el correspondiente a la reinversión o capitalización de utilidades o de cualquier otro concepto que conforme el capital contable de la persona moral ni el proveniente de reinversiones de dividendos o utilidades en aumento de capital de las personas que los distribuyan realizadas dentro de los treinta días siguientes a su distribución. Los conceptos correspondientes a aumentos de capital mencionados en este párrafo, se adicionaran a la cuenta de capital de aportación en el momento en el que se paguen y los conceptos relativos a reducciones de capital se disminuirán de la citada cuenta en el momento en el que se pague el reembolso.

3

Saldos a favor de impuestos
Estos son susceptibles de compensarse, acreditarse o solicitar su devolución.
Sobre el particular, el artículo 22 del Código Fiscal de la Federación (CFF), señala en su
primer y sexto párrafo, que las autoridades fiscales devolverán las cantidades pagadas
indebidamente y las que procedan conforme a las leyes fiscales. En el caso de
contribuciones que se hubieran retenido, la devolución se efectuará a los contribuyentes a quienes se les hubiera retenido la contribución de que se trate.
Tratándose de los impuestos indirectos, la devolución por pago de lo indebido se efectuará a las personas que hubieran pagado el impuesto trasladado a quien lo causó, siempre que no lo hayan acreditado; por lo tanto, quien trasladó el impuesto, ya sea en forma expresa y por separado o incluido en el precio, no tendrá derecho a solicitar su devolución. Tratándose de los impuestos indirectos pagados en la importación, procederá la devolución al contribuyente siempre y cuando la cantidad pagada no se hubiere acreditado.
Cuando se solicite la devolución, ésta deberá efectuarse dentro del plazo de cuarenta días siguientes a la fecha en que se presentó la solicitud ante la autoridad fiscal competente con todos los datos, incluyendo para el caso de depósito en cuenta, los datos de la institución integrante del sistema financiero y el número de cuenta para transferencias electrónicas del contribuyente en dicha institución financiera debidamente integrado de conformidad con las disposiciones del Banco de México, así como los demás informes y documentos que señale el Reglamento de este Código.
Las autoridades fiscales, para verificar la procedencia de la devolución, podrán requerir al contribuyente, en un plazo no mayor de veinte días posteriores a la presentación de la
solicitud de devolución, los datos, informes o documentos adicionales que considere
necesarios y que estén relacionados con la misma.
Para tal efecto, las autoridades fiscales requerirán al promovente a fin de que en un plazo máximo de veinte días cumpla con lo solicitado, apercibido que de no hacerlo dentro de dicho plazo, se le tendrá por desistido de la solicitud de devolución correspondiente. Las autoridades fiscales sólo podrán efectuar un nuevo requerimiento, dentro de los diez días siguientes a la fecha en la que se haya cumplido el primer requerimiento, cuando se refiera a datos, informes o documentos que hayan sido aportados por el contribuyente al atender dicho requerimiento. Para el cumplimiento del segundo requerimiento, el contribuyente contará con un plazo de diez días, contado a partir del día siguiente al que surta efectos la notificación de dicho requerimiento, y le será aplicable el apercibimiento a que se refiere este párrafo.
Cuando la autoridad requiera al contribuyente los datos, informes o documentos, antes
señalados, el período transcurrido entre la fecha en que se hubiera notificado el
requerimiento de los mismos, y la fecha en que éstos sean proporcionados en su totalidad por el contribuyente, no se computará en la determinación de los plazos para la
devolución antes mencionados.
En los últimos años, las devoluciones de impuestos se han visto envueltas en revisiones y
cumplimiento de requisitos establecidos por la autoridad, con la intención de rechazarla
total o parcialmente, o bien, con la intención de propiciar retrasos en el proceso de
devolución.
Síguenos en Facebook

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.